Skip to main content

Poema: Gotas de coñac


Vasos de Marruecos


Gotas de coñac


A través de la noche

se fue cimentando

un gran amor.

Copa tras copa de

agua ardiente

llegó hasta el tope

de mi corazón.

Con vasitos finos de Marruecos,

bebíamos un elíxir rico,

mientras que el llanto

del moro nos llegaba

por la ventana;

El llora por mí y por todos,

por una pasión archivada,

entre libros y antigüedades,

que guardo en un rincón de mi alma.

El momento es frágil, veloz;

se suspende el deseo en una emulsión

de coñac y miel de gardenia;

la noche ansiada se desenvuelve.



[Copyright © Diana Washington Valdez]

 [para r.m.g.]

Comments